Mujer Inquieta, te invito a que hagas un stop, cierres los ojos, respires profundamente y conectes con tu cuerpo y tus emociones. Permítete este momento para ti, y disfruta de respirar conscientemente.

Ahora, observa esta plantilla e identifica en qué espacio sientes que estás.

Es importante recalcar que es natural oscilar de un espacio a otro. Mi intención no es que te fustigues o te halagues a ti misma por estar en uno u otro espacio. No, esa no es mi intención.

Mi intención es que empieces a enfocarte en lo más importante: TÚ

Lo que quiero es que te observes sin juicios y tomes consciencia del lugar en el que te encuentras para que conectes con el momento presente, con tus emociones, con lo que de verdad valoras y con lo que quieres despertar en ti. Nada más.

Ese darte cuenta es el primer paso para practicar la aceptación de lo interno  Si te das cuenta de que estás en el espacio de SUPERVIVENCIA es maravilloso porque puedes identificar qué te mantiene allí, e incluso qué te ayuda o impulsa a pasar al espacio de APRENDIZAJE.

Es posible que durante un mismo día vayas de un espacio a otro. ¡Somos seres humanos! Date permiso para ello. Eso sí, siendo lo más consciente posible.

Necesitamos pasar por todos los espacios para aterrizar en el espacio MÁGICO. Recuerda que no hay luz sin oscuridad, y que lo que empezará a marcar la diferencia en tu vida es tu valentía para observar la plantilla y reconocer dónde te encuentras. 

Hay magia en tu corazón. Enfócate en ti. Observa sin juicios todos tus espacios, abre tu mente al aprendizaje y vuela.

Con amor

Gemma

 

Deja una respuesta