Cierra lo ojos, respira lenta y profundamente y conecta con las personas con las que te relacionas habitualmente.

¿Crees que te suman o crees que te restan?

Me encanta escribir sobre este tema tan vital para todos. Pienso que la manera en la que nos relacionamos dice mucho de la relación que tenemos con nosotras mismas.

Es fascinante descubrir lo fácil que es relacionarnos de manera sana y consciente cuando elegimos mirar hacia nuestro interior, conocernos y vivir conectadas con nuestra mejor versión.

Quizás no sea escoger el camino más directo y fácil, pero sin duda es la vía que nos va a conducir a la verdadera felicidad y plenitud, y es que yo me pregunto, ¿cómo vamos a compartir nuestra felicidad con los demás si antes no hemos conectado nosotras con ella?

Poner nuestro foco directamente en los demás sin antes conectar con nosotras mismas significa relacionarnos desconectadas de nuestro Ser consciente, Es hacerlo desde nuestro Ego o Srta. Resistencia.

La magia está en poner el foco primero en tu interior para crear vínculos desde tu verdadera Esencia.

 

Desde tu Ego (Srta. Resistencia): Mente inconsciente. Desconfías, criticas, juzgas, exiges, culpas, te quejas, te apegas, te resistes, sufres. Sientes vacío y miedo. Te restas a ti misma y restas a los demás.

Desde tu Esencia (Mejor versión): Conciencia de todo tu Ser. Confías, comprendes, pides, aceptas, te responsabilizas, te liberas, agradeces, fluyes, disfrutas. Sientes plenitud y amor. Te sumas a ti misma y sumas a los demás.

 

Por ello, ahora mismo voy a invertir la pregunta que te he hecho al inicio de este post.

¿Crees que sumas a tus relaciones o crees que les restas?

Pienso que es fácil sumar y aportar a los demás cuando nos sentimos plenas y felices, ¿no te parece?

Si de verdad quieres crear relaciones esenciales que os sumen a ambas partes será necesario que te detengas y empieces a sumarte a ti misma. De esta manera crearás tus relaciones desde un lugar esencial, auténtico y transparente.

Que la otra persona se sume a sí misma dependerá de ella, no de ti. Tú, como mucho, puedes aceptar el camino de vida en el que se encuentra, inspirarle con tu ejemplo y decidir quedarte en la relación o alejarte desde el amor.

Y aquí, amiga mía, está la magia. En la relación que tienes contigo misma.

¿Crees que te sumas a ti misma o crees que te restas?

Con amor 

Gemma

PD1: Mujer inquieta lee también el post  Los 30 básicos para crear relaciones sanas y conscientes. ¡Te va a encantar y a sumar!

PD2: ¿Te gustaría venir a mi próximo taller Tus 8 Espacios? Si vives en Palma de Mallorca te lo recomiendo sí o sí, ¡te va a aportar muchísimo! Entra aquí para saber más.