Photo by Cam Adams on Unsplash

EL CUENTO DE LAS LOBAS 

Una noche, a la luz de la luna y de una fogata, una sabia mujer india tuvo una charla con todos sus nietos:

“Desde que tengo uso de razón, tiene lugar dentro de mí una gran batalla entre dos lobas…

Una de ellas es la arrogancia, la inconsciencia, la ignorancia, la crítica, los juicios, el resentimiento, el pasado, el futuro, el ego, el miedo.

La otra es la aceptación, la comprensión, la empatía, el perdón, la libertad, la paciencia, la gratitud, la confianza, el ahora, la paz, el amor.

Esa misma batalla ocurre dentro de vosotras y de todas las personas…”

“Abuela, y ¿cuál crees tú que ganará la batalla?” – preguntó una de las nietas.

“Sin duda alguna, la que tú más alimentes” -comentó la sabia mujer.

Photo by Jeremy Pagden on Unsplash

EL LEÓN SIN MIEDO 

En una lejana sabana africana, andaba perdido un león. Llevaba más de veinte días alejado de su territorio y la sed y el hambre lo devoraban. Por suerte, encontró un lago de aguas frescas y cristalinas. Raudo, corrió veloz a beber de ellas para así paliar su sed y salvar su vida.

Al acercarse, vio su rostro reflejado en esas aguas calmadas.

– ¡Vaya! El lago pertenece a otro león –pensó y, aterrorizado, huyó sin llegar a beber.

La sed cada vez era mayor y él sabía que si no bebía, moriría. A la mañana siguiente, armado de valor, se acercó de nuevo a lago. Igual que el día anterior, volvió a ver su rostro reflejado y de nuevo, preso del pánico, retrocedió sin beber.

Y así pasaron los días con el mismo resultado. Por fin, en uno de esos días comprendió que sería el último si no se enfrentaba a su rival. Tomó finalmente la decisión de beber agua del lago pasara lo que pasara. Se acercó con decisión al lago, nada le importaba ya. Metió la cabeza para beber, y, para su sorpresa, su rival, el temido león, desapareció.

Mujer inquieta, ¿qué tienen estos cuentos esenciales para ti?, ¿qué loba interior quieres alimentar tú?, ¿la loba del miedo o la loba del amor?, ¿ y en qué ocasiones de tu vida te ha sucedido lo mismo que al león?, ¿qué se despierta ahora en ti?, ¿de qué te das cuenta? 

A mí el cuento de las lobas me conecta con la plena aceptación de nosotras mismas. Las dos partes forman parte de nuestro Ser y sí o sí van a estar conviviendo siempre, de ahí la importancia de conocernos a nosotras mismas para identificar cuándo aparece una loba u otra.

Mirar hacia dentro nos ayuda a hacer una reconciliación interna, a alimentar a la loba del Amor y dejar atrás la lucha interior que tanto desgaste nos ocasiona, ¿no crees?

Y el cuento del león me conecta con la cantidad de ocasiones a lo largo de la vida en las que nos asustamos y tenemos miedos inconscientes e irreales que realmente no llegan a materializarse. Humos en nuestra mente que nos quieren proteger y a la vez nos paralizan.

Vuelvo de nuevo a traer la importancia del autoconocimiento para detectar esos miedos mentales e inconscientes y poder gestionarlos desde nuestra verdadera esencia y amor. ¡Cuántos aprendizajes nos brinda la vida si estamos despiertas!

Con amor y alegría 

Gemma