Todo acto de amor empieza por una misma. Para poder irradiar amor y crear relaciones esenciales y conscientes amarte a ti es el primer paso.

No hay otra, una persona que no se ama vivirá desde la necesidad y la búsqueda de todo lo que no se esté dando a ella misma. Toda esa carencia interna la intentará encontrar en los demás, en su entorno, en el exterior.

Vivir hacia fuera es vivir desde el miedo, es esperar que el mundo nos de lo que no somos capaces de darnos a nosotras mismas, es culpar a los demás de nuestra soledad, de nuestro desamor, de nuestras circunstancias.

Cuando buscamos fuera lo que ya llevamos de serie es porque existe una clara desconexión con nuestro interior, y esa desconexión es la que nos genera falta de seguridad, de amor propio, de confianza y de energía.

Una mujer conectada con su interior irradia seguridad, amor y alegría por cada poro de su piel, sabe que no necesita nada exterior para vivir desde su plenitud y paradójicamente, al vivir de dentro hacia afuera, la vida no deja de regalarle personas y situaciones extraordinarias.

Amarte a ti misma es conectar con el amor que ya eres, es comprender que ya eres valiosa simplemente por el hecho de existir, es deshacerte de esas capas con las que te has ido protegiendo desde tu infancia y que en su día te ayudaron a formar tu personalidad.

Mujer inquieta, ahora no las necesitas, ahora te molestan, ahora ya no eres esa niña que necesitaba la aprobación y la protección de los adultos, ahora eres tú la adulta y es hora de que te reconozcas, te mires y te ames.

Tu entorno no es más que un reflejo de ti. Es hora de empezar a vivir desde tu interior, es hora de parar, respirar y preguntarte:

¿Me amo a mi misma?, ¿estoy viviendo desde mi amor interior?

Mujer inquieta, cuando te amas…..

te cuidas

te abrazas

te escuchas

te aceptas

te comprendes

te perdonas

te das las gracias

te respetas

te tienes en cuenta

te hablas con cariño

te ries de ti misma

te das placer

te liberas

te empoderas

te superas

te conviertes en tu protectora, en tu madre, en tu mejor amiga, en tu amante, en tu cómplice, en tu mejor aliada….

y desde tu amor interior sueltas….

lo que no te sirve

lo que te daña

lo que te bloquea

lo que te pesa

lo que te impide ser tú misma, crecer y evolucionar.

El amor esencial nace de tu esencia y te acerca a los demás de forma desinteresada, pero sobre todo, te acerca a ti misma.

Mujer inquieta, déjame que te pregunte de nuevo, ¿crees que te amas a ti misma?

Con amor 

Gemma

PD: ¿Quieres que te acompañe a conectar con tu esencia y amor interior?, si tu respuesta es sí, clica aquí para contactarme. ¡Te espero encantada!

[mc4wp_form id=»1495″]

Deja una respuesta