Una científica, preocupada por los problemas que afligían al mundo, estaba dispuesta a encontrar los medios para aminorarlos.

Se pasaba días y días en su laboratorio, en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de siete años invadió su santuario, decidido ayudarle en su trabajo.

La científica, nerviosa por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.

Viendo que era imposible echarlo de allí, y la madre pensó en algo que pudiera darle para distraer su atención.

De pronto, encontró una revista en la que había un mapa del mundo, justamente lo que necesitaba.

Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y, junto con un rollo de cinta, se lo entregó a su hijo diciendo: como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo roto en pedazos para que lo repares sin ayuda de nadie.

La científica calculó que al pequeño le llevaría al menos 10 días componer el mapa.

Pero no fue así.

Pasadas algunas horas, escuchó la voz de su hijo que le llamaba serenamente: mamá, mamá, ya lo hice todo; conseguí terminarlo.

Al principio, la madre no creyó al niño.

Pensó que era imposible que, a su edad, hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes.

Desconfiada, la científica levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que no vería el trabajo impropio de un niño de su edad en tan poco tiempo. Para su sorpresa, el mapa estaba completo.

Todos los pedazos habían sido colocados en su debido lugar.

¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz? 

Así que la madre preguntó con asombro a su hijo: 

-Hijo, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lo lograste? 

-Mamá, respondió al niño, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.

Así que le di la vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que si sabía cómo era.

Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado el mundo.

*Autora desconocida

Este cuento nos invita a profundizar, una vez más, en la importancia de abandonar la idea de cambiar lo externo para enfocarnos en lo más importante y en lo único en lo que realmente tenemos poder de influencia, nosotras mismas: Nuestros 8 Espacios. 

Como dice Gerardo Schmedling en sus enseñanzas, si no dispones de las herramientas necesarias para cambiar algo, y además, no lo estás haciendo ya, suéltalo, practica la renuncia, acéptalo profundamente y vuelve a ti. 

Deja de luchar y empieza a fluir. Desde aquí serás más útil a tu mini mundo y vivirás más feliz, amorosa y en paz.

Si te gustaría saber más sobre los Principios Espirituales y las Leyes Universales, descarga, CLICANDO en el siguiente enlace, el Pdf con las diapositivas del Webinar que ofrecí el otro día (Los 6 errores que quizás estás cometiendo) y en el que te enseño mi nuevo curso/programa ERES PURA SABIDURÍA. 

No necesitas registrarte ni nada, fácil para ti. 

>>Gemma, quiero el PDF LOS 6 ERRORES<< 

Con amor 

Gemma

PD: Y tú, bonita, ¿todavía sigues queriendo cambiar el mundo? ¿O ya has empezado a cambiarte a ti misma? Déjame tu comentario, me encantará leerte.

 

Comparte con las personas que te importan

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

ÚNETE GRATIS A MI LISTA DE MUJERES INQUIETAS

Y RECIBE CADA DOMINGO MIS CARTAS ESPECIALES CARGADAS DE AMOR Y VALOR

También recibirás de regalo mi guía con los 30 BÁSICOS ESTRELLA con la que conseguirás
mejorar tus RELACIONES

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. susana

    Me ha encantado Gemma!!! Que gran reflexión, pues estoy en el proceso de cambiar mi minimundo, y encantada de aprender cada dia cosas nuevas. FELIZ DOMINGO!💫

    1. Me alegra mucho que te haya encantado este cuento, Susana y que te inspire a enfocarte en ti y en tu mini mundo. Feliz domingo, bonita!

  2. Nathalie

    Muchísimas gracias Gemma por tus aportaciones tan enriquecedoras…. Siempre aprendo algo y lo que me gusta es que no se queda en una cosa teórica, sino que das herramientas muy útiles para el día al día. Que tengas un domingo fenomenal!

    1. Muchísimas gracias a ti, Nathalie, por leerme y comentar. Me encanta que te guste lo que os aporto y, sobre todo, que te sea útil en tu día a día. Feliz domingo, preciosa!!

  3. magdalena cladera

    muchas gracias GEMMA ,por hacernos ver las reflexiones
    del cuento, me ha encantado, así es ,siempre aprendiendo y hacernos mirar a nosotras mismas,muchas gracias

    1. Muchísimas gracias a ti por leerme y estar tan abierta al aprendizaje! Ya sabes lo orgullosa que estoy de ti. Besitos❤️

Deja una respuesta