Foto: Eva Palmer

Mi historia de vida ha estado marcada por la trastorno de salud mental de 3 de las mujeres a las que más amo: mi madre, mi hermana y mi hija. Estas difíciles circunstancias, lejos de hundirme, me han hecho cada vez más fuerte, compasiva y amorosa. Aprendí de niña a comprender la dureza de la esquizofrenia, y a la vez, me di cuenta de algo todavía más duro, la incomprensión, el juicio, el estigma y el vacío legal y sanitario que sufren, en demasiadas ocasiones, estas personas extraordinarias y sus familiares y amigos.

Aterricé en el mundo del coaching y del autoconocimiento por casualidad. Impulsada por una amiga, el coaching me enamoró por su sencillez y su profundidad. Llegó a mí en el momento oportuno, tenía 42 años e inconscientemente buscaba darle un giro radical a mi vida. En estos 7 años he acompañado a cientos de personas a conocerse a sí mismas, a aumentar su seguridad esencial y a que encuentren sus propias respuestas para tomar decisiones conscientes que les acerquen a su plenitud y a su verdadera felicidad. En definitiva, invito a las personas a responsabilizarse de sí mismas, para ser útiles a los demás, a su entorno, al mundo.

¿Para qué te cuento todo esto?

Tras la última descompensación de mi hija, recibí muchísimos mensajes de apoyo y cariño, pero también recibí un montón de testimonios de familiares y enfermos contándome su experiencia y compartiendo su desesperación conmigo. Y es que las familias nos sentimos totalmente solas ante enfermedades tan difíciles y duras cómo estas.

Este escrito no nace de la queja o de la crítica. Antes de continuar quiero dar las gracias a todos los profesionales (sanitarios, policías, abogados…) que nos han ayudado y nos siguen ayudando muchísimo. Gracias de corazón.

Este escrito nace de un lugar amoroso y creativo con la intención de sumar y multiplicar. Con la esperanza de que las familias y amigos que están pasando por estas situaciones tan delicadas sientan que no están solos. Que puedan hablar y compartir sin vergüenza. Que puedan sentirse apoyados y comprendidos.

Estoy empezando a darle forma a un Espacio de apoyo altruista para familiares y amigos de personas con enfermedad mental. Mi idea es empezar creando un grupo de Facebook para observar la respuesta y las necesidades que tienen. ¡¡Son muchos los profesionales y personas que ya me han transmitido su apoyo y sus ganas de colaborar!!

Si este escrito ha despertado algo en ti y quieres aportar tu granito de arena, clica en este botón y rellena el cuestionario. Estamos totalmente abiertos a cualquier idea que pueda ayudarnos a expandir este espacio de apoyo altruista.

Gracias, gracias, gracias de corazón a todos y todas y ánimo en estos tiempos de tanta incertidumbre.

Besos y mucho amor

Gemma

Únete GRATIS a mi lista y recibe los domingos mis CARTAS ESPECIALES llenas de AMOR y VALOR