Mujer inquieta, quizás llevas ya un tiempo leyéndome o quizás acabas de aterrizar por aquí, en cualquier caso, tengo la seguridad de que a lo largo de tu vida y gracias a tus experiencias pasadas has ido tomando conciencia de todo lo que has avanzado, logrado y superado hasta el día de hoy.

Respira y valórate a ti misma. ¡Te lo mereces!

Ya conoces tu poder innato, tu fortaleza emocional y tu magia. Te has dado cuenta que ya no eres esa niña chiquitita que necesitaba la protección, la valoración y el reconocimiento de sus padres y de la sociedad para sobrevivir.

Has crecido, has madurado y te has hecho a ti misma. Eres una mujer completa, creativa y llena de recursos. Eres auténtica.  

Ahora sabes que…

  • eres amor

  • tu felicidad está en ti

  • eres 100% responsable de tu vida

  • amarte es cuidarte, mimarte y hablarte con cariño

  • estar en paz contigo misma es comprenderte para perdonarte y liberarte del pasado

  • tú eres lo más importante de tu vida

  • eres tu prioridad

  • eres bonita, única y especial; no existe otra como tú

  • gozar, disfrutar y sentir placer forma parte de tu naturaleza

  • valorarte y reconocerte es la única vía para creer en ti

  • te mereces rodearte de personas que te hagan mejor cada día

  • tu pasado no te define

  • tu futuro lo creas ahora

  • amar lo que haces y hacer lo que amas es vital

  • en este mundo terrenal todo es impermanente, la vida es incertidumbre y cambio constante

  • la gratitud, la esperanza y la confianza te ayudan a avanzar y a crear tu vida

  • eres capaz de realizar tus sueños si sientes pasión, perseveras y tienes paciencia

  • te mereces abundancia esencial y material

  • el mundo necesita personas valientes y auténticas como tú que lo iluminen

  • conectada con tu Ser eres infinita y mágica. ¡Brillas!

 

Y ahora, repite conmigo el manifiesto de las mujeres inquietas (y mágicas)

Yo, mujer inquieta y mágica:

Me olvido de buscar el amor fuera de mí, porque en esencia ya soy amor, lo disfruto y lo comparto.

Alimento mi paz interior cuidándome, mimándome y haciendo siempre lo que amo.

Gratitud es la palabra que me acompaña siempre; doy las gracias cada día por todo lo que soy, hago, tengo y recibo.

Imagino un futuro lleno de posibilidades infinitas y de abundancia esencial y material.

Creo mi vida liberada del pasado y sin temor al futuro. Me quedo aquí y ahora. Respiro y confío en el universo.

Abrazo todo lo que la vida me brinda, sea agradable o desagradable. Elimino juicios, perdono, acepto, sonrío y vivo bailando entre el Ser y el Hacer.

 

Que la magia te acompañe.

Con amor 

Gemma

PD: Descubre mis talleres Tus 8 Espacios en Palma de Mallorca. Conectarás con tu interior y con un montón de mujeres con tus mismas inquietudes. Entra aquí para ver las próximas fechas. ¡Te espero con ilusión!