Mujer inquieta, de niñas nadie nos enseñó la posibilidad de aquietar nuestra mente, crecimos desconectadas de nuestros 8 Espacios: emociones, cuerpo, razón, intuición, esencia, placer, entorno y creatividad, dónde precisamente está la conexión con la totalidad de nuestra persona y el único lugar dónde podemos encontrar la plenitud y la verdadera felicidad.

Nuestra mente está programada para la supervivencia, por eso le encanta tomar el mando y perderse en creencias limitantes, recuerdos del pasado, expectativas y miedos. Esto es vivir con el piloto automático en marcha, de forma inconsciente o como yo lo llamo: vivir desde la Srta. Resistencia (clica aquí para descubrirla).

Darnos cuenta de que no somos nuestra mente es el paso más importante que podemos dar. Es tomar conciencia de nuestra inconsciencia.

Conectar con nuestros 8 Espacios es el primer paso para dejar de perturbarnos y de sufrir.

Experimentar esta conexión nos acerca a una profunda paz y felicidad interior y a valorar la sencillez y agradecer todo lo que ya tenemos.

 “Si con todo lo que tienes no eres feliz, con todo lo que te falta tampoco lo serás”- Erich Fromm

Por lo tanto, si queremos dejar de vivir desde las resistencias y el sufrimiento hemos de dejar de identificarnos con nuestra mente inconsciente y de creernos todo lo que nos dice.

No somos lo que pensamos, ni si quiera lo que decimos ni lo que hacemos. Somos mucho más.

¿Cuántas veces has dicho, hecho o pensado algo de lo que luego te has arrepentido?

¿Cuántas veces te ha dolido el corazón por alguno de tus actos, palabras o pensamientos inconscientes?

Somos mucho más que la película que nos contamos a nosotras mismas. En esencia somos amor y energía y conectadas con nuestros 8 Espacios ni nos perturbamos a nosotras mismas ni perturbamos nuestro entorno, ¿Tiene esto sentido para ti?

A continuación voy a darte 6 ideas que a mi me sirven para dejar de perturbarme mentalmente, pero como digo siempre, la vida es aprendizaje constante y no existe una fórmula mágica, existen infinitas posibilidades para todo.

Mujer inquieta, tú eres la única persona capaz de encontrar tu propia fórmula; conócete, inspírate, prueba, falla, aprende y sobre todo practica. En la experiencia y en la práctica de las cosas es donde está la excelencia.

Aquí tienes 6 ideas para dejar de perturbarte mentalmente:

  1. Simplifica eliminando de tu vida todo lo que realmente no necesites, practica el desapego, te darás cuenta que necesitas muy poco para ser feliz porque la verdadera felicidad no está ahí fuera, está en tu interior.

  2. Conecta con tu esencia a través de la soledad, la meditación, la respiración, la presencia, el silencio, la quietud, el deporte, el baile y el movimiento, el arte, la escritura, la música, tu placer sexual consciente y la naturaleza.

  3. Cuestiona tus creencias y descubre tus valores estrella para tenerlos bien identificados y honrarlos. Una vida plena pasa por vivir alineada con tus valores y con tu propósito esencial. Si necesitas ayuda contrata a una profesional cualificada para ello.

  4. Conócete a ti misma, abraza tu luz y tu oscuridad y no te creas todo lo que tu mente te dice, para ello identifica tu Srta. Resistencia, tu parte inconsciente. Piensa que es como un vampiro bueno, cuando la sacamos a la luz pierde fuerza y poder. ¡Alíate con ella! (clica aquí para descubrirla).

  5. Haz algo por los demás, por la humanidad, por el mundo. Ayuda a quien lo necesite, colabora con alguna asociación o fundación de personas mayores, enfermos o niños. Nuestra plenitud pasa por hacer algo que va más allá de nosotras mismas. Conectar con nuestro propósito esencial nos impulsa a querer dejar este mundo mejor que cuando llegamos a él.

  6. Duérmete todas las noches dando las gracias por todo y valorando el estar viva. Cada instante es un regalo, en 10 segundos podríamos dejar de respirar y no somos conscientes de ello.

Busca tu propia fórmula mágica y brilla intensamente para iluminar y ser el ejemplo que quieres ver en los demás.

Con amor 

Gemma

 P.D: Descubre mi programa de coaching personal para mujeres inquietas. Entra aquí, échale un vistazo y escríbeme. ¡Estaré encantada de ayudarte!