la foto 4Porque la vida es maravillosa, porque me siento profundamente enamorada de ella y porque la muerte forma parte de la vida he decidido no darle la espalda, pienso que sería una falta de respeto a la vida, a mi vida.

Es como estar enamorada de una persona e ignorar completamente una parte o faceta suya, sea cual sea.

Tengo la necesidad y quiero tenerla presente, porque hablar de ella es normalizarla y normalizarla es saber que está allí y de esta manera ser más consciente de nuestra fortuna de estar VIVOS.

Nuestra muerte es un enorme misterio, no sabemos cuando será, ni donde, ni como…..

Pero que sea misterioso no significa que no sea evidente, inevitable y natural.

A mi me gusta el misterio, lo desconocido y lo nuevo, soy curiosa y no me asusta el final de mi vida, lo que realmente me asustaría es no vivir mi vida de forma auténtica, no ser capaz de tomar decisiones sobre lo que es más importante para mi o tomarlas demasiado tarde.

Pienso que tenemos el compromiso de elegir bien la vida que queremos vivir, de exprimirla al máximo, de encontrarnos felices, seguros y plenos y desde esa felicidad, seguridad y plenitud ser valientes para atrevernos a normalizar nuestra muerte…..y así atrevernos, sencillamente, a VIVIR nuestra vida.

Yo elegí vivir mi vida ayudando a los demás, salí de mi zona cómoda de golpe y me lancé al vacío. Y te digo una cosa, no tenía ni idea que lo que me esperaba era tan maravilloso.

¿Cómo eliges tú vivir tu vida?

Compártelo con nosotras y ¡así nos inspiramos entre todas!

Un fuerte abrazo
Gemma