Tus 8 EspaciosEsta semana, una vez más, estas bonitas mujeres me han transportado a un lugar hermoso… infinitamente hermoso.

Me han llevado sin darse cuenta a un lugar mágico llamado GRATITUD.

Si me lees habitualmente ya sabrás que hace casi tres años que acudo cada quince días a impartir mi curso Tus 8 Espacios a la Llar d´Avinguda Argentina – Consell de Mallorca.

La verdad es que, más que impartir nada, lo que realmente hago es compartir momentos inolvidables con ellas, preciosos momentos cargados de realidad, posibilidad y amor.

“La gratitud es amable, es decir, invita a amar. Tanto para el que la expresa como para el que la recibe, la gratitud abre la puerta a compartir, a reconocer y celebrar el valor de lo vivido y la presencia del otro. Quizás estos son buenos argumentos para navegar por el territorio de una virtud que se nos antoja cada vez más escasa” – Alex Rovira

Además de aprender habilidades, herramientas y potentes recursos de coaching y comunicación, compartimos nuestro pasado y nuestro presente, nos nutrimos las unas de las otras y nos abrimos como flores para aprender de nuestras experiencias y vivencias, siempre desde nuestro corazón y nuestra más pura esencia.

Gemma Panades

Junio 2016 – Leyendo unas bonitas palabras que me dedicaron entre todas el último día de curso. Mi cara de felicidad y agradecimiento lo dice todo

Conectadas con nuestra autenticidad, libertad y amor interior, aprendemos a desapegarnos de nuestro “victimismo” para potenciar nuestros 8 Espacios: Esencia, Razón, Emoción, Intuición, Placer, Creatividad, Cuerpo, Entorno.

Estas mujeres eligen conscientemente enfocarse en todo su potencial, para desde aquí, quererse más y mejor, ser proactivas, poderosas y útiles a los demás. Todas ellas, a pesar de la cantidad de adversidades por las que han pasado y/o están pasando, son un ejemplo de fortaleza, coraje y amor. Las admiro profundamente.

Por ello, ahora solo puedo cerrar los ojos, respirar y llena de emoción conectar con esta maravillosa virtud llamada gratitud. Desde mi corazón hoy necesito decirles:

Gracias a todas por escucharme, por mirarme, por sonreírme.

Gracias por venir, gracias por vuestro tiempo.

Gracias por vuestras palabras.

Gracias por vuestra confianza.

Gracias por vuestra entrega y por vuestra amistad.

Gracias por vuestro cariño.

Gracias por vuestras ganas de superaros.

Gracias por querer aprender y crecer.

Gracias por vuestra empatía.

Gracias por vuestra transparencia.

Gracias por ser un ejemplo.

Gracias por llorar y gracias por reír.

Gracias por compartir.

Gracias por vuestra valentía.

Gracias por vuestra presencia.

Gracias por inspirarme y por vuestra sabiduría.

Gracias por vuestro amor.

Gracias por vuestra humanidad.

Gracias por ser, cada una de vosotras, tan únicas y especiales.

Gracias por, simplemente ser vosotras mismas.

Gracias, por demostrarme un día más, que la la gratitud es la más agradable de las virtudes.

“¿Qué es una virtud? Es una fuerza que actúa o que puede actuar. Así la virtud de una planta o de un medicamento es curar; la de un cuchillo, cortar, y la de un hombre querer y actuar humanamente” – ANDRE COMTE-SPONVILLE

Ahora cierra los ojos, respira lentamente, conecta con tu esencia y con todas esas personas a las que realmente quieres agradecerles todas esas acciones, palabras, apoyo, enseñanzas y sentimientos que te han brindado en algún momento.

Piensa que siempre, siempre hay algo que agradecer a todas las personas a las que hemos amado, con las que nos hemos relacionado y con las que hemos tenido la fortuna de compartir nuestro preciado tiempo.

Y tú ¿Qué necesitas agradecer hoy?

¿A qué persona o personas quieres y vas a darles las gracias?

¿Qué específicamente les vas a decir/escribir?

¿Cómo se lo dirás?

¿Cuándo se lo dirás/escribirás?

Permíteme decirte que no esperes demasiado, esto que ahora mismo necesitas agradecer no te pertenece, no es tuyo.

Es un regalo que no puedes quedarte. Exprésalo ahora. Quizás mañana sea demasiado tarde.

Un abrazo, mucho amor y gracias por estar aquí, por leerme.