nuevos-propositos-ano-motivacionEn el post de hoy voy a hablarte de uno de mis valores estrella, la Autenticidad. Para mí es una estructura interna que me ayuda a tomar decisiones alineadas con quien de verdad soy en cada momento.

Honrar nuestros valores estrella es potenciar al máximo nuestro espacio de la Esencia.

En ocasiones podemos perdernos fácilmente y entrar en un estado de dudas o confusión cuando desconectamos de nuestra Esencia y nos alejamos de lo que realmente queremos. Sin darnos cuenta, podemos querer complacer a los demás antes que a nosotras mismas. Es algo que veo continuamente en mis sesiones de coaching y en mis talleres de Tus 8 Espacios: La necesidad de querer contentar a todos para sentirnos aceptadas y queridas, algo que tarde o temprano nos lleva a una baja autoestima y cero seguridad.

Por ello, cuando las personas llegan a mi consulta ilusionadas por empezar un proceso de cambio junto a mí, definimos bien cuáles son sus valores y vemos si con sus acciones y hábitos los están honrando o los están pisoteando.

¿Cuál crees que es tu valor estrella?

¿Qué significa para ti este valor?

Para mí ser auténtica significa tener el valor y el coraje de ser leal a mí misma antes que a los demás, de no fallarme, de no ceder en lo que realmente quiero y saber que el amor de los demás no depende ni dependerá jamás de ello.

Nuestros valores estrella no son negociables.

¿Qué son los valores?

Los valores son estructuras/luces internas que nos sirven de guías y nos alumbran para encontrar la claridad que necesitamos a la hora de tomar decisiones y re-dirigir nuestra vida. Una vida en la que honramos nuestros propios valores es una vida proactiva, plena y vivida con sentido. Si, por el contrario, los pisoteamos, estaremos sintiendo que algo chirría en nuestro interior, que algo falla, que no estamos completas y, por lo tanto, podemos entrar en un estado de reactividad, bloqueo, inseguridad, apatía o estrés.

Stephen R. Covey dijo “La capacidad de subordinar los impulsos a los valores es la esencia de la persona proactiva. Las personas reactivas se ven impulsadas por sentimientos, por las circunstancias, por las condiciones, por el ambiente. Las personas proactivas se mueven por valores: valores cuidadosamente meditados, seleccionados e internalizados”.

Cada una de nosotras tenemos nuestras propias estrellas internas. Si nos permitimos vivir acorde a ellas estaremos brillando con luz propia, iluminaremos de forma natural y, además, querremos que los demás hagan lo mismo.

Todos nuestros espacios están conectados, al potenciar el Espacio de la Esencia estaremos activando nuestro Espacio del Entorno: nuestras relaciones. Conectadas con nuestros valores estrella somos capaces de crear relaciones sinceras y reales, además de estar reforzando nuestra autoestima, seguridad y plenitud.

Yo elijo conscientemente relacionarme con personas que tienen la valentía de ser ellas mismas, que quieren honrar sus valores y que sus acciones no están enfocadas en complacerme a mí, sino a ellas mismas. Quiero a mi lado personas completas que deciden compartir su autenticidad conmigo.

Personas estrella crean relaciones estrella. Personas completas crean relaciones completas.

Vive la vida que realmente quieres vivir porque por mucho que te esfuerces no podrás vivir la vida de las personas que te rodean, no podrás contentar a todos y no podrás ser útil a los demás si te abandonas a ti misma. Deja ya de honrar los valores de los demás y empieza a honrarte a ti misma. Quiérete, tú eres lo más importante. Tú eres una mujer estrella.

Un abrazo enorme y mucho amor.