dejar atrasEl año 2015 termina, se nos va, se evapora… para mí ha sido un año lleno de cambios y de transformación, 12 meses en los que he aprendido a despedirme y a dejar ir, he afrontado la enfermedad de las dos mujeres más importantes de mi vida, he vivido una ruptura sentimental sintiendo la libertad de soltar a esa persona desde mi más profundo amor, he conseguido algunos logros y metas profesionales y he conocido a un montón de personas maravillosas.

Durante este año también me he dedicado a “no hacer”, simplemente a Ser…..han sido momentos de total plenitud conmigo misma tomando consciencia de que sin tener nada, lo tengo todo, y que teniéndolo todo, no tengo nada.

Pero sobre todo he aprendido lo importante que es saber “dejar atrás” y “dejar ir” desde la aceptación y el amor, sin apegos, sin ataduras ni creencias absurdas. He aprendido a aprender a cada instante, a poner mi mente en modo “principiante” y a fluir llena de inocencia…..como una niña.

Tomar consciencia de todo lo que dejamos atrás es muy clarificador, es como subir el volumen de nuestras emociones y permitirnos sentir y aceptar todo lo que hemos vivido. Es una manera muy potente de reconocernos a nosotras mismas, de sacar aprendizajes y de abrirnos a lo que está por llegar.

Y tú ¿Qué estás dejando atrás este 2015?

Nuestras emociones son las que son, ni negativas ni positivas, sencillamente son naturales, aparecen como sensaciones intensas en nuestro cuerpo de forma instantánea y sin darnos apenas cuenta se apoderan de nosotros.

Aceptar y entender que a la tristeza, la impotencia, la rabia…. les tenemos que dar la bienvenida de la misma manera que lo hacemos con la alegría, es fundamental para procesarlas y gestionarlas de forma natural como lo que somos: Seres emocionales.

Aceptar nuestras emociones es aceptarnos a nosotras mismas.

Una vez hemos notado la emoción, hemos subido el volumen al máximo, la hemos sentido en nuestro cuerpo y nos hemos permitido estar en ella, la procesaremos más fácilmente y será entonces cuando podremos autogestionarnos y poco a poco decidir con calma y desde una nueva perspectiva como elegimos estar.

Te mereces poder estar con lo que surge a cada momento y fluir con lo que hay, porque lo que es….es.

Y ahora vuelvo a pedirte:

¿Qué estás dejando atrás este 2015?

¿Cuál es tu mayor pérdida?

¿Cuáles son tus aprendizajes?

¿Y tus mayores logros?

Te animo a que cojas papel y boli y a que escribas todo lo que estás dejando ir, todos tus aprendizajes y tus logros. hazlo desde tu corazón y sintiendo las emociones en tu cuerpo. Quizás prefieras coger una cartulina, pinturas de colores y dibujarlo, hazlo como quieras, pero ¡hazlo!

Te aseguro que estarás abriendo una puertecita a todo lo fantástico y maravilloso que ya está aterrizando en tu vida y a todo lo que todavía está por llegar.

Hoy también me apetece compartir contigo esta escena de la película Annie – 1982, un film que marcó mi infancia y que me ha hecho recordar perfectamente la cantidad de emociones que experimenté de niña. Increíble! Observa la escena y fíjate en todas las sensaciones que florecen en ti. 😉

Me despido de ti con esta clarificadora frase de Paul Ekman “Nosotros experimentamos las emociones como nos suceden, no como las hemos elegido”

Te deseo una navidad intensa y muy emotiva, ¡disfruta a tu manera! te lo mereces 😉

Gemma

PD.  Ya sabes que me encantará leer tus comentarios un poco más abajo!

PD2. Si quieres probar la magia del coaching, descubrir de lo que eres capaz y permitirte brillar de una vez, envíame un correo a mail@gemmapanades.com o llámame al 686823955, te ofrezco mi sesión especial de valoración para saber en que punto estás, dónde quieres ir y si un proceso de coaching conmigo es lo que quieres en este momento de tu vida. (haz clic aquí para leer toda la información de la sesión de valoración)

Y si quieres unirte a mi lista…. rellena este formulario