Mi tarro de deseosNi en mis mejores sueños imaginé todo lo que estoy viviendo en estos momentos de mi vida. Estoy encantada y muy orgullosa por todo lo que he logrado este año.

Esta mañana no he podido resistir la tentación y he abierto el tarro de deseos que escribí en diciembre del año pasado, sentía una enorme curiosidad por ver cuáles de esos sueños se han hecho realidad durante este 2016. Te confieso que ya no recordaba algunos de los deseos que escribí. Al abrir los papelitos uno a uno he sentido sorpresa y muchísima emoción al darme cuenta de que he materializado nueve de mis trece sueños, estoy en ello con otros dos y hay uno que voy a seguir anotando y deseando hasta que lo consiga. ¡Ah! también me he dado cuenta que uno de esos deseos ya no es mi objetivo, ¡vaya…! que he dejado de desearlo.

Y es que estamos constantemente transformándonos y en ocasiones podemos querer algo y al cabo de un tiempo darnos cuenta de que queremos otra cosa. Desde mi corazón te digo que te des permiso total para fluir, experimentar, redirigir y ser flexible contigo misma y con tu vida. Si vas en una dirección y no te gusta lo que estás viendo tienes el poder de parar, reflexionar, darte la vuelta y cambiar de dirección las veces que haga falta. Es tu vida y tú decides.

Y volviendo a los sueños… Cuando escribimos una lista de cosas que deseamos estamos visionando lo que queremos, y si nos enfocamos y nos comprometernos desde nuestro corazón es fácil ponernos en marcha y pasar a la acción. Sin acción no hay deseos cumplidos. Sin acción no hay resultados.

“Los objetivos no son promesas, son compromisos. No son deseos, son visiones. Y no soñamos y esperamos que estos sueños vengan a encontrarnos, salimos a encontrarlos. Los objetivos no empiezan en el cerebro, empiezan en el corazón” – anónimo

Yo voy a ponerme ahora mismo a escribir la nueva lista de deseos para el año 2017 y te animo a que tú también la empieces. Te reto a que te permitas soñar y sobre todo a que te sientas merecedora de todo lo que quieres. Una cosa es querer algo y otra muy distinta es creer que te mereces lo que quieres. En muchas ocasiones no conseguimos las cosas que queremos sencillamente porque no nos creemos que lo merecemos. Y como yo quiero que te estires y que empieces a conseguir todo aquello que te propongas, voy a darte 5 consejos para para que tu lista de deseos tenga sentido.

Aquí tienes 5 consejos para que escribas tus deseos para 2017:

  1. No pidas deseos para los demás, es evidente que todos queremos que nuestros familiares y amigos estén genial y consigan lo que quieren, pero esto es algo que depende de ellos y que tienen que poner ellos en su lista. Si hay algo que te inquieta referente a tus seres queridos apunta cómo deseas actuar tú o vivir la relación respecto a ellos o a esas situaciones concretas.
  2. Vuelve a tu infancia mentalmente, conecta con lo que te apasionaba hacer de niña. ¿Qué actividades te hacían perder la noción del tiempo? ¿En qué estabas siempre metida? ¿Qué te volvía loca de todo aquello?
  3. Antes de ponerte a escribir tus deseos escribe de qué te sientes merecedora. Repite ahora conmigo… “Me merezco….”, “Me siento merecedora de conseguir/ hacer/ tener/ ser…”.
  4. Conecta con tus sueños, con todo lo que quieres realmente añadir a tu vida, con lo que quieres que suceda este próximo año, con tus pasiones y lo que te hace sentir viva. Olvídate de lo que NO quieres (es inútil) y enfócate en lo que SÍ quieres y deseas conseguir. Si no quieres esto… ¿qué es lo que realmente quieres?
  5. Escribe tus deseos de forma clara, concreta y específica, cuanto más específica seas mejor. Por ejemplo “quiero viajar”, “quiero ganar más dinero”  ¡no sirve de nada! De forma concreta sería “quiero viajar sola a Bombay en noviembre de 2017 y estar un mes colaborando en una ong con niños”, “quiero ganar durante este año 2017, 3.000 euros mensuales trabajando 6 horas 5 días a la semana”.

¿A qué estás esperando? ¡¡Ponte en marcha!! ¡¡Ahora!! Busca un bote vacío YA. Escribe en varios papelitos tantos deseos como quieras, siéntete merecedora, permítete soñar y sé específica. Dóblalos y mételos dentro, hazlo con mucho mimo y amor. Tapa el bote, guárdalo y olvídate de él hasta el año que viene ¡Qué emoción!

Si te bloqueas y tus ideas soñadoras no fluyen, ponte música, sal a dar un paseo, haz deporte, baila, haz un dibujo, etc. Renueva tu energía como quieras y vuelve a ponerte más tarde. Si aun así hay algo en tu interior que quiere despertar y salir a la luz pero te sientes incapaz de visualizar, soñar y permitirte escribir lo que quieres, te ofrezco mi sesión VIP (haz clic aquí para saber más sobre esta sesión exclusiva”, una sesión muy potente de la que te llevarás el mejor regalo posible: Conectar con tu interior, con tus 8 Espacios, sentirte merecedora y pasar a la acción este 2017.

Recuerda, tú eres tu propia experta.

Un abrazo muy fuerte y mucho amor.