Vida idealSi te pidiera que escribieras tu vida ideal ¿por dónde empezarías?

Cuando empecé a diseñar mi proyecto de Coaching fue uno de los primeros ejercicios que hice. Diseñé como quería vivir, VIVIR con mayúsculas.

Fue entonces cuando tomé conciencia de lo que realmente quería.

Hoy por hoy sigo teniendo claro que quiero que mi agenda profesional se adapte a mi vida personal y no al revés. Mi vida es una, mi agenda es una.

Es importante aclarar que escribir nuestra vida ideal no es algo que hagamos una vez y ya está. ¡No! las circunstancias cambian, pueden surgir adversidades, nosotras evolucionamos y es natural que llegue un día en el que nos replanteemos si la vida que estamos viviendo es la que realmente queremos.

“Para obtener lo que quieres en la vida, el primer paso es decidir qué quieres” – Ben Stein.

Yo acabo de re-escribir la mía, ya que ahora hay un tema familiar que requiere de mí mucho tiempo, amor y energía. Acepto la adversidad que estoy viviendo y elijo conscientemente decir “no” a varios trabajos profesionales y a planes personales con personas a las que adoro y quiero un montón. Elijo priorizar lo que es importante para mí en este momento. Elijo simplificar.

Escribir nuestra vida ideal es una manera de plasmar rápidamente cuáles son nuestras necesidades. Es tomar el mando y saber que siempre tenemos la libertad interior de seguir como estamos o plantearnos cambios significativos en nuestro día a día.

Te animo a que ahora mismo tomes tú el mando, cojas un papel y un boli y desde tu corazón empieces a soñar cómo quieres que sea tu vida ideal. ¿te atreves?

Si después de escribirla te das cuenta que ya estás viviendo la vida que deseas, ¡enhorabuena! Sé lo que sientes, ya que lo he experimentado en muchas ocasiones.

Si por el contrario, decides que en este momento quieres darle un giro a tu vida, es hora de dejar las quejas a un lado y empezar a diseñarla a tu medida. Es tu vida y nadie mas que tú puede hacerlo.

Desde toda tu experiencia, mira atrás, recoge los aprendizajes de todo lo vivido y empieza a escribir hoy cómo quieres que continúe tu propia película, tú eres la directora y la protagonista. ¡Disfruta!

Aquí tienes unas cuantas preguntas que te ayudarán a escribirla:

Cierra los ojos, respira profundamente y contesta: ¿Cómo quiero que sea mi vida ideal?

¿Dónde vives?
¿Cómo es tu casa?
¿Dónde está?
¿Qué tipo de decoración hay?
¿Qué personas hay a tu lado?
¿Tienes animales?
¿Qué sientes?
¿Quienes son tus amigos?
¿Cómo son?
¿Qué haces en tu tiempo libre?
¿Y qué más?
¿Con quién pasas ese tiempo?
¿Cómo te encuentras físicamente?
¿Cómo llevas el pelo?
¿Cómo te ves?
¿Qué fondo de armario tienes?
¿Qué actividades físicas haces?
¿Cuáles son tus hábitos diarios?
¿Qué aficiones/pasiones tienes?
¿Dónde trabajas?
¿Con quién?
¿Cómo son las personas con las que trabajas?
¿Qué valores honras en tu trabajo?
¿Qué horario haces?
¿Cuánto ganas al mes?
¿Cómo te sientes?

Recuerda que estas preguntas te ayudarán a imaginar tu día a día ideal y a darte cuenta de todo lo que ya tienes en tu vida que te encanta y también todo lo que quieres empezar a conseguir.

Realmente este ejercicio es una dosis de realidad, a mi me encanta, por ello cada cierto tiempo vuelvo a rediseñar como quiero que sea mi agenda.

Te recuerdo que si realmente quieres empezar a materializar algo de todo lo que has soñado, tendrás que empezar a hacer cosas diferentes. Si quieres patatas, no plantes cebollas, planta patatas.

“Si quieres patatas, no plantes cebollas, planta patatas”.

 

Mi aprendizaje en este momento después de volver a diseñar mi vida es que elijo una vez más PRIORIZAR, DECIR NO Y SIMPLIFICAR.

¿Cuál es tu aprendizaje?
¿Qué eliges hacer tú?

Si te has dado cuenta que quieres ponerte en marcha para hacer cambios en tu vida pero no te ves con ánimo ni fuerzas quiero que sepas que aquí estoy si me necesitas. Escríbeme y te cuento cómo puedo ayudarte.

Un abrazo lleno de amor.