Cuál es tu sueño¿Cuál es tu sueño?

Con esta pregunta empiezo muchos de mis cursos y talleres. De repente, miradas y sonrisas llenas de dudas y sensaciones nuevas inundan la sala. Y es que no estamos acostumbradas a responder a preguntas como esta.

Lo habitual es que nos pregunten ¿Cómo te llamas? o ¿A qué te dedicas?

Pero en mis talleres y cursos no hacemos cosas habituales, hacemos que todo sea extraordinario desde el minuto cero. Hacemos que la energía vibre y que la plenitud y la felicidad broten de nosotras sin apenas darnos cuenta.

La magia surge de forma innata y fácil desde cada uno de nuestros corazones porque no hay nada que tengamos que añadir para ser más felices, absolutamente nada, sencillamente hemos de acceder a todos esos recursos y estados que de forma natural ya llevamos de serie en nuestro interior, que nos acompañan desde el instante de nuestro nacimiento.

Esos recursos y fortalezas a las que todas las personas, absolutamente todas, hemos accedido tanto en los momentos “cumbre”, de logros y satisfacción, como en los momentos más difíciles y en las adversidades naturales que la vida nos ha ido poniendo.

En cada taller, y entre todas las mujeres, se crea un espacio totalmente experiencial, seguro y confidencial donde no hay espacio para juicios. Creamos un lugar lleno de presencia y conciencia para conectar con nuestros 8 Espacios, con nuestro propio amor, nuestra autenticidad, libertad y seguridad interior.

Esa toma de conciencia con mi interior es lo que más me acerca a mi propia felicidad y plenitud.

En el maravilloso libro Fluir (Flow), Mihaly Csikszentmihaiyi apunta:

“La felicidad no es algo que sucede. No es el resultado de la buena suerte o el azar. No es algo que pueda comprarse con dinero o con poder. No parece depender de los acontecimientos externos, sino más bien de cómo los interpretamos. De hecho la felicidad, es una condición vital que cada persona debe preparar, cultivar y defender individualmente. Las personas que saben controlar su experiencia interna son capaces de determinar la calidad de sus vidas, eso es lo más cerca que podemos estar de ser felices.”

La llave de nuestra felicidad está en nuestro interior y solo nosotras tenemos acceso a ella,  por eso hay personas inmensamente plenas y felices aún en circunstancias de tremenda adversidad, y a la vez, hay personas que teniéndolo “todo” (trabajo, salud, economía, amor, familia…) se sienten vacías, ansiosas o sumidas en una profunda crisis existencial.

Cuando nos sentimos felices y plenas somos proactivas y útiles a los demás, a nuestra sociedad, al mundo. Entramos en el fascinante baile entre el Ser y el Hacer y por ello todas estas mujeres que vienen a compartir mi taller se llevan también acciones concretas llenas de sentido. Ellas quieren que algo en sus vidas cambie, por ello deciden empezar a hacer cosas diferentes una vez han conectado con sus 8 Espacios.

Me apetece mucho compartir contigo los testimonios que Dolores y E.M.V. me han enviado esta semana después del último taller y que me han inspirado a escribir estas líneas:

Me pediste una valoración del taller y debo confesar que me sorprendió tanto que aun estoy asimilando la experiencia. Cuando el sábado asistí al taller de Tus 8 Espacios no me podía imaginar que saldría tan llena de vida.
Gracias Gemma, a ti y al resto de mujeres que coincidieron conmigo e hicieron un trozo de mi camino.
Mis miedos y preocupaciones no han desaparecido pero con tu don los he transformado y ahora siento que puedo brillar, mi espíritu está lleno de aire fresco que exhala fuerza, bondad y cariño.
Ha sido una experiencia tan enriquecedora que ya tengo ganas de completarla con una sesión especial”.

Dolores.

Vi la información sobre el taller de Tus 8 espacios en Facebook y me llamó tanto la atención que no dudé en apuntarme. Hacía tiempo que estaba pensando que necesito dar un nuevo sentido a mi vida y hacer este taller con Gemma ha sido un gran primer paso. Me ha ayudado a conectar conmigo misma y me ha llenado de ilusión de nuevo. Siento que puedo mejorar muchísimo y he aprendido a pensar en positivo y a escucharme para estar más segura a la hora de tomar decisiones. Aunque me encantó la totalidad del taller, si tuviera que destacar algo sería la visualización que hicimos, fue una experiencia maravillosa. Encantada con el grupo de mujeres que realizamos el taller, hubo una gran conexión entre nosotras y generamos una energía muy positiva desde el primer momento. Sin duda se lo recomendaría a cualquier persona”.

E.M.V.

Deseo que hayas disfrutado y que mi post te haya inspirado. No olvides que en tu interior tienes todos los recursos necesarios para ser feliz, sentirte plena y vivir la vida que deseas, a estas alturas ya has superado un montón de retos llenos de aprendizajes.

No puedo despedirme de ti sin antes preguntarte…

¿Cuál es tu sueño?

Sigue experimentando. Tú eres tu propia experta.

Un abrazo y mucho amor.