Acceder a nuestra Esencia es tener la valentía para mirar hacia nuestro interior e iniciar un viaje hacia nuestra propia responsabilidad personal y nuestro autoconocimiento.

Te sorprenderías la cantidad de personas que han estado toda una vida honrando unos valores que no les pertenecían, los de la familia, los de la sociedad.

Sin darnos cuenta puede llegar un día que parece que nada tiene sentido. De repente existe un vacío. No hay propósito. No hay ilusión.

Un día en el que la vida es como un espejo borroso, no hay claridad, no hay imagen, no nos podemos ver a nosotras mismas y al no vernos tampoco nos reconocemos, ni siquiera sabemos quienes somos.

 

¿Cuántas veces has tomado decisiones sólo para contentar a los demás?

 

Acceder a nuestro espacio de la esencia es conectar con nuestro SER. Y es que cuando hacemos las cosas conectadas con nuestro interior le ponemos corazón y sentido a la acción. Le ponemos alma y muchísima alegría a nuestro día a día, a nuestra vida.

Es el precioso baile entre el SER y el HACER. Es hacer las cosas con conciencia y presencia.

Aquí te dejo 8 maneras para empezar a conectar más con tu Esencia:

  1. Aprende a estar sola y en silencio, dedícate sólo a ti, disfruta de estar contigo misma, de tu interior, de tu respiración, de tu Esencia, de tu SER.
  2. Lee libros, artículos, reflexiones en prensa y blogs sobre temas que te interesen, de los que aprendas, que sumen y aporten valor a tu vida. Cuestiona todo lo que leas y, empieza a pensar más por ti misma.
  3. Apaga la televisión, la mayoría de los programas que emiten te restan energía, es difícil ser una misma si estamos siendo bombardeadas constantemente por noticias, programas y anuncios tóxicos.
  4. Escribe tu historia, tus memorias, cómo te has sentido en el pasado y cómo te sientes ahora. Hazlo sólo para ti, desde tu corazón. Suéltate y libérate.
  5. Encuentra tu propio modo de parar tu ruido mental, puede ser meditando, viendo una puesta de sol, paseando por la playa, nadando en el mar, caminando por la montaña, mirando un árbol, una flor, visualizando y recordando momentos de paz, escuchando música, dibujando, pintando con tus hijos, dándote un baño de agua caliente, haciendo el amor (con tu pareja o a solas), cocinando, practicando tu deporte favorito…
  6. Haz algo por los demás, colabora con alguna asociación, ONG, ve a visitar cada cierto tiempo a personas sin familia, ancianos, enfermos, animales abandonados, encuentra tu modo de colaborar con el mundo. Encuentra tu propósito, tu propia manera de contribuir en dejar este planeta un poco mejor que cuando llegaste.
  7. Apúntate a talleres y charlas de desarrollo personal, Coaching, cursos de liderazgo, inteligencia emocional, autoconocimiento, risoterapia….(las hay gratuitas)
  8. Inicia un proceso de Coaching, busca un Coach con el que tengas conexión y te sientas segura, prueba una primera sesión para experimentar qué es el Coaching, si existe esa conexión y si es lo que necesitas y quieres en este momento de tu vida.

Ponerle acción a nuestra vida es vital, pero esa acción tiene que tener sentido, propósito e ilusión. Párate, respira hondo y piensa en todo lo que haces durante el día.

Ahora reflexiona….¿Cómo serían tus acciones si conectaras más con tu Esencia?

Quizás algunas de ellas las dejarías de hacer….

Quizás emprenderías nuevas acciones….

Quizás disfrutarías más de todo lo que haces…

Si conectamos con nuestro SER, nuestra vida fluirá….. Iniciaremos un baile precioso entre el SER y el HACER. Sé tu misma y haz lo que sientas. Conecta con tu espacio de la Esencia. Encuentra lo que a ti te funciona.

Y desde esa conexión, VIVE a tu manera.

“Procura seguir tu corazón aunque pienses que es demasiado tarde” Mario Benedetti

Me encantaría saber tu opinión ¿La compartes con nosotras? ¿Cómo conectas tú con tu espacio de la Esencia?

Un abrazo enorme,
Gemma