la foto 1Cuando era niña me encantaba ir a la feria, era de las cosas con las que más disfrutaba, la sensación de riesgo, emoción y risas me volvía loca.

Subirme a la montaña rusa me alucinaba, era una de mis atracciones favoritas, que sin duda me hacían vibrar.

Pensándolo bien, para mi, la vida es como una gran montaña rusa, emocionante y llena de riesgos.

Pero con una diferencia y, es que subir a la atracción de feria lo decidimos nosotros, compramos nuestras entradas y ¡ala!, a por emociones fuertes, sin embargo, el subirnos a la vida no, nos subimos sin apenas darnos cuenta, en el momento de nuestro nacimiento.

Hay algo que a todos nos tiene enganchados a la vida, algo increíble de lo que no podríamos prescindir, algo magnético, y ese algo son las emociones fuertes.

Sí, necesitamos cosas potentes para vivir, nuestro cuerpo necesita sensaciones, nuestra piel quiere vibrar, nuestro corazón latir con fuerza y todo nuestro ser quiere felicidad, bienestar y plenitud.

Cada uno de nosotros elegimos nuestra manera de vibrar.

Unos practican deportes de competición, otros de riesgo, algunos alcanzan esa sensación con el arte, la música o el baile, a otros les encanta coger sus motos y exceder los límites de velocidad, los niños dan vueltas sobre sí mismos hasta caerse, algunos se tatúan, otros escriben libros, hay quien emprende negocios, otros juegan como niños con sus hijos, la inmensa mayoría se enamora, y muchos vibran con un buen partido de fútbol….en fin, para todos los gustos y de todos los colores.

No importa el cómo ni el qué, pero sí importa que hagas algo que te haga vibrar, que pienses que tu corazón necesita latir, pero latir de verdad. O sea que dale caña y ya que estamos subidos a esto de la vida, por lo menos disfrutemos a lo grande.

¿Qué te vuelve loca?

Cuando haces lo que te vuelve loca….

¿Qué sientes en tu interior?

Más ideas para vibrar….

  •  Dile a ese chico que tanto te gusta “me vuelves loca”
  •  Hazte el look que siempre has deseado
  •  Empieza YA a escribir ese libro (o termínalo YA)
  •  Organiza el viaje de tus sueños ahora mismo
  •  Apúntate un fin de semana a algún deporte de riesgo
  •  Haz un curso de submarinismo
  •  Pídele a tu pareja todo lo que quieres que te haga
  •  Vuelve a ver aquella película que te encantó
  •  Disfruta de un buen concierto de música clásica
  •  Piérdete en un parque de atracciones
  •  Sal a la calle y grita ¡estoy viva!

Y lo más importante, sé tu misma y vive a tu manera.

¿Me ayudas? ¿compartes lo que te hace vibrar a ti? ¡Gracias! 😉

Un fuerte abrazo,
Gemma