Eliminar tus bloqueosTras publicar el post “Sal de tu zona de confort y vuela” recibí varios emails de suscriptoras inquietas compartiendo conmigo sus bloqueos, miedos e inquietudes. Compartiendo conmigo su pasado.

Eso me llevó a querer escribir hoy estas líneas. Ahora mismo cierro los ojos, respiro, siento y pienso en cómo plasmar en este post la mejor manera de explicar cómo aprender a gestionar esos bloqueos que en muchas ocasiones nos impiden vivir la vida que realmente queremos vivir.

Todo lo que comparto contigo en mi blog nace de mis propias vivencias personales y profesionales, de mi formación y experiencia como coach, de mis lecturas y, sobre todo, de las vidas de las cientos de mujeres que ya han trabajado conmigo, tanto a nivel individual como grupal.

Quiero decirte que yo tengo mi propia visión y es realmente importante que tú tengas la tuya. Cada una de nosotras cargamos a nuestras espaldas diferentes mochilas llenas de recuerdos, emociones, experiencias y aprendizajes.

Lo que leas aquí o en otros blogs, puede ser para ti una guía, un estímulo o una inspiración, pero es vital que no des nada por hecho, que te lo cuestiones todo, que lo pruebes y lo experimentes tú misma.

Lo que a mi puede funcionarme a la perfección quizás a ti no te sirva. Nuestro verdadero aprendizaje sucede mientras probamos, nos arriesgamos, fallamos y sobre todo vivimos, recuerda siempre que nuestras mochilas son distintas y que cada uno de nosotros llevamos impregnada en nuestro corazón una historia única y especial.

Nuestros bloqueos son una reacción natural de nuestro cuerpo, detrás de esos bloqueos siempre hay emociones estancadas, heridas no curadas, rencor o culpa, miedo o amor, siempre hay sentimientos encontrados que nos hacen dudar y sentirnos inseguras.

¿Identificas en este momento tus propios bloqueos?

Quizás en este momento tus bloqueos tienen que ver con tu vida profesional, te sientes estancada en tu empleo o negocio de siempre, ir a trabajar cada día te supone una carga que realmente te deja sin energía; o quizás esa parálisis la sientes referente al tema de las relaciones sentimentales, cada vez que conoces a alguien que te gusta y te atrae, sufres y sientes terror a no gustar, a no ser suficiente, a que te abandonen, a que no te quieran.

El primer paso para empezar a gestionar esos bloqueos es identificarlos. Haz una lista con todo lo que hay detrás de esa sensación de parálisis.

¿Qué miedos concretos hay detrás?

¿Qué es lo que realmente te asusta de tu situación actual?

Voy a compartir contigo mi último bloqueo,. Yo soy una persona que no suele tener vergüenza, ¡todo lo contrario! Las ocasiones en las que me siento asustada o bloqueada suelen darse cuando salgo de mi zona de confort totalmente y me lanzo a probar cosas nuevas. Muy nuevas.

Precisamente esta semana me ha pasado, después de años queriendo aprender inglés para poder comunicarme con facilidad con todo el mundo, he dado el paso y tras 30 años sin practicarlo, he empezado clases de conversación con un profesor particular a través de skype.

En mi primera clase me bloqueé totalmente y no pude decir nada mas que OK. Esta fue mi conversación: ok, ok!, ok?, ok, ok… ok, ok, OK!! (He de confesar que el sentido del humor estuvo también presente: risas y más risas).

Detrás de mi gran bloqueo, había vergüenza, timidez, inseguridad, las sensaciones físicas que tenía eran calores y sudores. Pero detrás de estas emociones lo que realmente había en mi interior era:

  • Miedo a lo nuevo, a lo desconocido
  • Miedo a expresarme en un idioma que no domino
  • Miedo a lo que iba a pensar el profesor sobre mi pronunciación
  • Miedo a ser juzgada
  • Miedo a hacer el ridículo

Pues, mujer inquieta, esto es precisamente lo primero que quiero que hagas con tus bloqueos e inseguridades.

Quiero que ahora mismo cojas un papel y un boli y empieces a escribir que situación te provoca alguna limitación. Revisa las preguntas que te he hecho más arriba y ponte manos a la obra.

El primer paso para desbloquearnos es saber exactamente qué es lo que nos bloquea y qué miedos se esconden detrás de nuestras emociones.

Nuestras emociones son un regalo, son pura información.

Decirte también que somos seres humanos maravillosamente vulnerables, que no hemos nacido para ser perfectas sino para ser felices.

Tú y yo queremos sentir, disfrutar, compartirnos, aprender y superarnos.

Queremos ser auténticas. Queremos ser nosotras mismas. Sencillamente queremos ir superando nuestros bloqueos para seguir aprendiendo y creciendo cada día un poquito más.

Gracias por leerme,

Un abrazo y mucho amor

Si quieres hacer una sesión ENFOCADA conmigo para eliminar tus bloqueos, conectar con tus fortalezas y dar ese primer paso que quieres dar hace tiempo, contáctame ahora aquí. Yo quiero y puedo ayudarte. ¡Te espero!